Operatoria

Los arreglos con amalgamas están cayendo en desuso a medida que más pacientes eligen arreglos “del color del diente”. Los arreglos con resinas compuestas han convertido innecesarios los plateados que en su momento indicaban a donde había estado la carie.

Los adelantos en los materiales y las técnicas dentales modernas ofrecen cada vez más maneras de crear sonrisas que lucen más agradables y naturales.
Los investigadores continúan sus trabajos a veces de décadas para desarrollar materiales estéticamente atractivos, como los compuestos de cerámica y los plásticos que imitan la apariencia de los dientes naturales.

Hoy día, más pacientes les preguntan a sus dentistas sobre las obturaciones blancas porque quieren que sus dientes se vean naturales cuando se ríen, hablan y sonríen. Las obturaciones blancas, conocidas también como obturaciones de resinas compuestas, que se hacen de materiales del color de los dientes, restauran la apariencia natural de un diente con caries o previamente obturado. Como combinan bien con el esmalte del diente y no parecen obturaciones, su dentista se las puede recomendar si los dientes que se van a restaurar están cerca del frente de la boca.

Las obturaciones con resinas compuestas usualmente requieren una sola visita, durante la cual se prepara y se restaura el diente.

Una ventaja de las obturaciones con las resinas compuestas, comparadas con otras restauraciones dentales, es que hay que remover menos cantidad de diente saludable para sujetar la obturación en su sitio. Esto se debe a la capacidad de los materiales de las resinas compuestas para adherirse uniéndose al diente.
El procedimiento para hacer las obturaciones con resinas compuestas puede tomar un poco más de tiempo que los de otros tipos de obturaciones porque luego de que se ha removido el tejido cariado, el diente se tiene que mantener completamente aislado de la saliva.

El dentista aplica cuidadosamente un adhesivo seguido de varias capas de la resina compuesta del color de los dientes. Una vez se ha hecho la obturación, se endurece químicamente, o se cura, por menos de un minuto con una luz especial.
Las resinas compuestas se prefieren por razones estéticas obvias, pero si el área cariada es grande o recibe fuerte presión al masticar, su dentista puede que le recomiende otro tipo de material o restauración. Algunas personas pueden sufrir sensibilidad al calor o al frío por unos días o hasta por una semana en el diente recientemente restaurado. Si la sensibilidad continúa por más tiempo, comuníquese con su dentista.

Entre los otros tipos de obturaciones blancas están las incrustaciones de resinas compuestas y las incrustaciones y onlays de porcelana. Las incrustaciones y los onlays se usan para restaurar los dientes que están muy dañados por caries o
por desgaste. Se pueden aplicar en las superficies masticatorias de los dientes de atrás cuando hay preocupación por la estética.

Algunas obturaciones blancas pueden ser más costosas que otros materiales dentales, pero la mayoría de los pacientes creen que estas restauraciones que lucen naturales bien valen el costo adicional.
Al igual que con otros materiales dentales, puede que haya que reemplazar las obturaciones blancas periódicamente.

Si con el tiempo, el borde de la obturación se separa del diente, las bacterias pueden entrar entre la obturación y el esmalte y al tiempo pueden causar caries. Se pueden formar caries dentales en otra parte del diente después de algún tiempo.
Los chequeos dentales regulares son importantes porque le permiten al dentista detectar los problemas en las etapas tempranas.